Un día en la vida de Cuahutli Guerrero

Muchos de sus seguidores se preguntarán cómo es un día en la vida de un atleta profesional de alto rendimiento, que además, hablando en concreto del atleta mexicano Cuahutli Guerrero, específicamente de la tierra del tequila y el mariachi; Guadalajara, Jalisco, tiene que lidiar con sus tareas día a día en el mundo de los negocios, su familia y encargarse de estar en óptimas condiciones físicas y mentales para desempeñar el mejor papel posible dentro de sus entrenamientos y combates.
Esto es lo que nos cuenta el deportista mexicano:

Mis días comienzan aproximadamente a las 4:30, 5 de la mañana, ya que despierto para iniciar mi primer sesión de entrenamiento, que conlleva en la mayoría de veces la parte física más fuerte del entrenamiento, que es la carrera en pista o diferentes tipos de planicies, este es un trabajo bastante agotador, seguido de una serie de ejercicios para el fortalecimiento de brazos, abdomen y piernas. Al terminar, tomo un baño con agua fría y paso a comer el desayuno. A mí siempre me ha gustado documentarme, aprender cosas nuevas y nutrirme con conocimiento, entonces después del desayuno suelo darme tiempo para leer algo de mi interés, estudiar un tema nuevo o simplemente despejar dudas que tenga en mi mente, también plasmo mis ideas en texto, me encanta escribir, ya que mi abuelo es escritor, de él tomé el gusto por la escritura. Después suelo resolver algunos pendientes del negocio desde mi computadora o mi teléfono celular, más adelante y que mi cuerpo descansó un poco de la primera sesión de entrenamiento, suelo alistarme para el segundo entrenamiento, que dependiendo del día puede tocar trabajo de técnica en el gimnasio o sparring (combate arriba del ring en modo entrenamiento con un compañero de sparring). Dependiendo mucho de la etapa de la preparación para la pelea, esta sería la segunda y última sesión de entrenamiento o en otros casos la segunda sesión de tres en todo el día, estos entrenamientos toman alrededor de 6 horas del día. En los descansos entre una sesión y otra suelo seguir trabajando en mis pendientes con el negocio, ya sea digitalmente o presencialmente, de preferencia presencialmente, ya que me gusta estar al pendiente de lo que sucede en persona, para así poder corregir errores, mejorar y saber qué le puede gustar al cliente, qué no y en qué podemos hacer mejor las cosas para mejorar su comodidad. Al finalizar el día llego exhausto a mi casa, ceno y tomo un baño con agua fría para poder dormir cómodo y empezar el día siguiente de la mejor manera posible.


Normalmente el día en el que me doy tiempo para mí y puedo relajarme un poco es el día domingo, ya que ese día descanso de entrenamientos y creo que el descanso es fundamental para la salud física y mental, procuro siempre darme mis momentos para disfrutar de hacer algo que sea de mi interés y pueda descansar mi mente y mi físico. A todos los que estén leyendo esto, recuerden, el trabajo duro es fundamental para lograr sus metas, siempre trabajen al 100%, pero lleven el trabajo duro de la mano con el trabajo inteligente, si hacen esto se sorprenderán de los resultados.

Artículos recomendados

[instagram-feed]