Los‌ ‌beneficios‌ ‌de‌ ‌integrar‌ ‌múltiples‌ ‌servicios‌ ‌CRM‌ ‌en‌ ‌la‌ ‌industria‌ ‌musical‌

El CRM es una herramienta enmarcada en el crecimiento. Ayuda a los equipos a operar con mayor rapidez y eficacia. La mayoría de los músicos no han estado expuestos a este nivel de software empresarial y ha llegado la hora. Se trata de una plataforma para que artistas, bandas, editores y sellos discográficos alojen, distribuyan, licencien y promocionen su música.

A continuación, analizamos la forma más eficaz para que los grupos y las empresas que forman parte de la industria musical interactúen con sus clientes potenciales.

Un breve repaso a la historia de la industria musical

La industria de la música en vivo ha existido siempre que ha habido reuniones de personas para ver a los músicos actuar a cambio de dinero o valor. 

Pero la historia de la industria musical como la conocemos hoy día comenzó con la posibilidad de grabar a un grupo concreto interpretando una canción determinada y que pudiera ser escuchado en cualquier momento y lugar sin necesidad de ver a la banda en vivo. 

Tras las mejoras tecnológicas que dejo la Segunda Guerra Mundial, los músicos empezaron a integrar, en la década de los 60’s, sintetizadores polifónicos conectados a un teclado para crear sonidos surrealistas y fuera de este mundo en las grabaciones multipistas. En conjunto con la invención de la guitarra eléctrica, se dio inicio a lo que conocemos ahora como industria musical, una industria capaz de generar ventas masivas a nivel internacional y giras de promociones en directo. 

Los Beatles fueron la primera megabanda que compuso e interpretó sus propias canciones, demostrando que era un modelo de negocio viable, al haber llamado la atención de algunas personas adineradas que se fijaron en los niveles de venta de discos.

A partir de allí, la industria discográfica empezó a recibir inversiones mucho mayores, lo que permitió realizar elaborados espectáculos escénicos para la promoción, fabricar grandes volúmenes de discos que se distribuyeran en todo el mundo y firmar lucrativos contratos de grabación con artistas de talento. 

El merchandising prosperó a través de los eventos en vivo como una fuente de ingresos alternativa y durante muchos años continuó siendo una estrategia exitosa. Más artistas, más sellos, mejores acuerdos, mejor distribución disponibles para más fanáticos. 

Mucho más adelante, Internet eliminó la restricción geográfica en la distribución de música grabada: ya no era necesario ir a la tienda local para recoger tu disco favorito.

Este es el momento en el que la propiedad intelectual se convirtió en el activo más valioso de la industria de la música grabada y en el que las líneas entre las industrias editorial y discográfica se difuminaron aún más, pues ya no había un producto tangible que distinguiera a ambas. 

Esto tuvo un efecto en cadena para la industria de la música en vivo, que dejó de recibir presupuestos tan abundantes para las giras debido a la falta de retorno de la inversión. 

Por lo que, en la actualidad, con las diversas plataformas de distribución que tiene la música, el método de distribución más común es la promoción de productos, pero hay otros métodos que pueden darnos una idea de la dirección que podría tomar la industria musical.

CRM y la industria musical

Si nos enfocamos hoy en día en cómo funciona la industria musical, nos encontramos con un vasto universo: Los servicios de streaming, las empresas de licencias de sincronización, los representantes de artistas, los gestores de reservas y los promotores de eventos.

Todas esas personas y empresas forman parte de la industria musical y hoy más que nunca es dentro de esta área donde se utilizan herramientas tecnológicas para facilitar las operaciones comerciales y la gestión de clientes.

Lo sé. Suena terrible, ¿verdad? Reducir a los devotos fans a «clientes», y hablar de la gestión de las relaciones sin la más mínima mención a las groupies. 

Pero los sistemas CRM son lo que todas las empresas inteligentes, incluidas las grandes discográficas, utilizan para «entender» realmente a sus clientes. 

En el contexto del negocio de la música, todo esto significa utilizar un sofisticado software de base de datos para detectar a los fans más entregados y asegurarse de que nunca se pierdan un lanzamiento, crear material para los fans que tienen un interés especial en la música de un artista (conciertos en directo, productos de merchandising, ediciones limitadas en vinilo, etc.), o para determinar los mejores lugares para las giras mediante el uso de información geográfica.

En cierto sentido, son cosas que todos los grupos intentan hacer, todo el tiempo, pero el software CRM lo hace mucho más fácil. 

Si alguien ha entendido esto a cabalidad, en Latinoamérica, ha sido la industria musical mexicana, que ha mantenido un crecimiento en aumento en los últimos años, según el reporte de 2018 de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI). 

En México, para ese año, el 87% de las ventas digitales provenían de escuchar música a través de alguna plataforma, lo cual representó unos 94,21 millones de dólares para 2018. 

No por nada la industria musical mexicana se posiciona actualmente como una de las más sólidas y de mayor impacto a nivel latinoamericano, y es que si bien los músicos tienen un amplio abanico de contactos, que requieren diferentes estilos de comunicación, saber utilizar una herramienta que ayude a los músicos y empresas de la industria musical a gestionar su red de forma más ágil, contribuye a que haya más música grabada y en directo en el mundo y con mayor alcance.  

Beneficios de un CRM en la industria musical

Teniendo en cuenta que dentro de la industria musical se debe gestionar constantemente muchos tipos de contactos diferentes: agentes de contratación, promotores, otros profesionales del sector, miembros del equipo, miembros de la banda, otros músicos, fans, locales y más, integrar una solución que ayude a los músicos a gestionar su red de forma más eficiente es casi imperativo

Hoy en día, muchas empresas musicales confían en sistemas de gestión de tareas obsoletos para mantener a sus equipos sincronizados. Ya sea que usen correos electrónicos y llamadas telefónicas, Excel, Google Drive u otros sistemas internos para llevar un registro de sus datos y de quién está haciendo qué, esta forma de trabajo trae consigo problemas e ineficiencias. 

Por ejemplo, dos personas diferentes pueden acabar realizando la misma tarea, con lo que ambos pierden el tiempo. Y si alguien enferma, los demás miembros del equipo no podrán hacerse cargo de la tarea si no han sido incluidos en todos los hilos de correo electrónico relevantes o compartidos en todos los documentos de Google.

El resultado es la pérdida de oportunidades por falta de coordinación y organización de los datos.

Un CRM elimina las complejidades en la comunicación entre los clientes y la empresa. Agiliza las tareas diarias de los músicos, cantantes, compositores, el equipo de operaciones, e incluso el departamento de cuentas y facturación. También ayuda al equipo de atención al cliente a asistir a los músicos y fanáticos de forma más eficaz.

Además, la mayoría incluye un componente de informes en el sistema que permite realizar un seguimiento de los datos de marketing, los datos de ventas, los datos de las redes sociales y muchas otras métricas relacionadas con las interacciones de los clientes. 

Demos un vistazo a los múltiples beneficios que ofrece un CRM para la industria musical:

  1. Captura, gestión y fidelización de clientes con facilidad

La generación de clientes potenciales es una de las características de todo CRM, este tipo de software centrado en la red digital, extrae datos de múltiples redes sociales, correos electrónicos e historial de comunicación. La información de los clientes se agrega en una pantalla para que el usuario tenga una visión general instantánea para romper el hielo y llegar a la conversación inicial. 

Una vez capturados los clientes, la personalización que brinda un CRM para la industria musical es algo que muy pocas empresas ofrecen. Algunos permiten al usuario colaborar y lanzar reseñas de álbumes, canciones destacadas, estrenos, y todo lo que crea necesario para su público. Además, permite mantener organizados los activos de los artistas y los fans, así como los archivos de música, las canciones, los créditos del álbum, y demás.

  1. Visualización del pipeline, exploración de información y mejor previsión

Un CRM permite importar y organizar información en un tablero sinóptico que brinda una visión amplia de las reuniones y demás tareas. Igualmente, facilita la generación de informes según campos de datos personalizables y segmentos únicos que facilitan la previsión de gastos e ingresos con la máxima precisión. 

Como empresa musical o músico independiente se puede tomar mejores decisiones cuando se dispone de todos los análisis que afectan al sector, las últimas tendencias, la orientación legal y un cuadro de mando colaborativo de la información que necesita. Además, un CRM facilita la alineación de todo el equipo involucrado en el proyecto en las tareas prioritarias para así ahorrar recursos y tiempo. 

  1. Facilita la interacción con los usuarios

El sistema de tareas implica la interacción de los empleados, la comunicación con los clientes y la distribución de instrucciones desde la gerencia. Un CRM para la industria musical garantiza que las oportunidades que normalmente se pierden por problemas de interacción, no se produzcan en absoluto; ayudando a que los empleados y los clientes estén contentos por igual al recopilar los datos de interacción de los clientes y haciéndolos accesibles en un solo lugar, en cualquier momento y para todos los usuarios.

4. Sincronización de datos en tiempo real

Las opciones de sincronización avanzadas ayudan a acceder a la información antigua y a la más reciente sobre cualquier asunto a toda hora. La industria de la música es una de las de mayor y más rápido crecimiento y los artistas pueden comprobar si las canciones de su lista y la música de su elección tienen licencia o no. Además, permite obtener una visión de todo el proceso de cómo funciona la concesión de licencias en la música, así como toda la historia de una canción cuando la buscan.

5. Incrementa la captación de clientes 

El marketing y las ventas dependen ahora de tácticas modernas para obtener excelentes resultados. Un CRM enfocado en la industria musical ofrece análisis completos de rendimiento, notifica si los clientes le necesitan o no y dónde están los clientes potenciales, lo cual facilita la creación de estrategias de captación. 

Todos los beneficios para la industria

Un CRM para la industria musical está construido desde el principio para ser lo que los músicos, artistas, bandas, sellos y editores necesiten para construir relaciones y promover su música. Algunos incluso también gestionan los conciertos, los contratos y la distribución de música.

Los sistemas CRM para la industria musical son una categoría que acaba de empezar a formarse, pero que ya ayuda a miles de estudios de producción musical de todo el mundo a agilizar, optimizar, gestionar, planificar y prever sus procesos empresariales y todo lo que pueda necesitar para ofrecer a sus clientes una experiencia excelente al hacer negocios. 

Radio Click Digital

Portal de noticias sobre Música, Espectáculos, Series, TV, Cine, Teatro, Libros, Cultura, Gaming y Tecnología.

Artículos recomendados