ALICE PHOEBE LOU en NICETOCLUB

¡La icono sudafricana del indie debutará en Buenos Aires como parte de su primera gira sudamericana!

ACERCA DE ALICE PHOEBE LOU

Poquito a poco, Alice Phoebe Lou fue erigiéndose como un nombre obligado al momento de hablar no sólo de música indie, sino también de lo que es ser un artista independiente en la actualidad.

De hecho, en 2021 lanzó dos álbumes de estudio que fueron elogiados por el periodismo musical europeo y estadounidense, y que sumaron seguidores a sus recitales y redes sociales. Ambos los publicó ella misma. El primero fue Glow, lanzado en febrero, al que le secundó en diciembre Child’s Play. Este último causó sorpresa debido a que nadie lo veía venir, y porque subió la vara de la línea estética y temática de su antecesor.

El primero lo compuso casi por necesidad, para hacer una catarsis urgente sobre una relación amorosa fallida. De lo que dan fe esas canciones durísimas de transitar, que contrastan con su mirada valiente de la vida. En tanto que el segundo de ambos discos es básicamente un apéndice del anterior. Aunque también versa acerca de otros legados del confinamiento en la pandemia, como la soledad y los cierres de etapas.

Child’s Play es simple e intuitivo, al igual que el accionar de su autora. Ella es capaz de improvisar y anunciar el mismo día un show gratuito en una plaza o bosque de Berlín, su hogar a partir de 2013. Pero Alice Phoebe Lou no es berlinesa, pese a que su cabello rubio y corto y su outfit parecieran corroborarlo. Es originaria de Ciudad del Cabo, la segunda urbe más poblada de Sudáfrica.

Por más que la exposición mundial de la escena musical sudafricana creció mucho en los últimos tiempos, la cantautora de 28 años no tiene nada que ver con los noveles Honeymoan ni con los polémicos Die Antwoord.

Desde chiquita hizo la suya. Sin embargo, la curiosidad, el nomadismo y su cualidad para contar historias la lleva en los genes. Y es que sus padres son documentalistas. También fueron los que la introdujeron en la música.

Dos viajes a Europa la convirtieron en la artista que es hoy. El primero a los 16 años, tras descubrir en París el arte callejero. El segundo sucedió a los 18, donde probó en Berlín que podía vivir de sus canciones. Aunque fuese a la gorra. Entonces fijó residencia en la capital alemana, y desde sus calles construyó una obra cuyo primer registro fue el EP Momentum (2014), publicado de manera autogestora. Medio punk, un tanto lo-fi.

Dos años más tarde, la curiosidad le ganó y se vio tentada por las fauces de la industria discográfica. Pero eligió un sello chiquito para sacar su álbum debut: Orbit. La experiencia no le gustó, por lo que volvió a la independencia artística.

No conoce a El Mató ni a Santiago Motorizado, pero coincidieron en 2019 en el festival español Primavera Sound. Estaría bueno que alguien los presentara para que hablaran sobre sus triunfos a partir de la autogestión.

Su internacionalización vino con el single “She”, prenominada al Oscar de 2017 como “Mejor canción original”. Está incluida en la banda de sonido de Bombshell: The Hedy Lamarr Story, documental sobre la actriz e inventora Hedy Lamarr.

“Ella dijo quiero ir a Marte. Y este, este planeta no es nuestro”, cierra una canción sobre el empoderamiento de la mujer, una constante en sus temas. Tal como sucede en su himno “Skin Crowl”, donde dice: “Qué tal si tomo tu patriarcado, tu misoginia y lo pongo en el patio trasero y le prendo fuego”.

Alice Phoebe Lou no le teme a cantar sobre eso, ni tampoco a etiquetar su música como indie rock. Ni mucho menos a rechazar la invitación de Coldplay para hacer juntos una gira mundial. Y es que ella sola todo lo puede.

Radio Click Digital

Portal de noticias sobre Música, Espectáculos, Series, TV, Cine, Teatro, Libros, Cultura, Gaming y Tecnología.

Artículos recomendados